Saltar al contenido

Los peores alimentos que puedes dar a tu bebé

Tras los primeros meses de la introducción de comestibles, el pequeño comienza a comer comidas más consistentes y después, desde un año, se nutre de comidas muy similares a las de la familia. En ese instante, nuestros hábitos alimentarios comienzan a ser trasmitidos a nuestros hijos. Mas no siempre y en toda circunstancia son buenos hábitos. Por ello, si deseas prevenir, y tener en cuenta cuáles son los peores alimentos que puedes dar a tu bebé, a continuación te los presentamos:

Condimentos listas

Ricos en sodio y substancias extrañas industrializadas, no están indicados. Prefiera condimentos naturales y no tenga temor de utilizar ajo, cebolla, perejil, cebollino, menta, albahaca, etcétera.

Sopas instantáneas

La mayor parte contienen altas cantidades de sodio. Por lo que siempre será preferible las sopas naturales. ¡Puedes hacer y, si sobra, congelar!

Sal

Evite el consumo excesivo. La sal es para darle un toque al alimento, así mismo, prefiera la sal marina.

Alimentos fritos

Cambia el hábito de freír por cocinar al vapor o cocer. Los comestibles asados son tan buenos -si no mejores- que los fritos. Además de esto, son considerablemente más saludables.

Embutidos

Se trata de una bomba de substancias químicas y son pésimos para la salud. Asimismo deben evitarse el salami, el jamón y la mortadela. Es mejor preferir otros rellenos para emparedados.

Azúcar refinado

No se debe suministrar antes de los dos años; además, utilícelo con moderación y prefiera los azúcares menos refinados, como el mascabado.

Dulces

Todo cuanto tiene mucho azúcar ha de ser eliminado de la dieta lo más posible. El consumo ha de ser moderado (y solo tras un par de años) y jamás debe darse en niños muy pequeños.

Chocolate

Rico en azúcar, entra en exactamente la misma categoría que los dulces. Deben consumirse con moderación y solo tras los dos años. Las opciones mejores son los más ricos en cacao que muchos de nosotros, los adultos, hallamos amargos.