Saltar al contenido

Conoce los mejores tratamientos para tratar el melasma gestacional

A lo largo del embarazo es muy habitual el cambio hormonal, en especial tratándose de piel. Las hormonas femeninas como la progesterona y el estrógeno pueden actuar en la perturbación de la melanina, una proteína que da color a la piel, ocasionando manchas o bien puntos en la cara o bien aun en cualquier una parte del cuerpo.

La aparición del melasma puede estar relacionada con ciertos factores, entre ellos: los cambios hormonales relacionados con el empleo de anticonceptivos; personas de entre veinte y cincuenta años; factores genéticos; tonos de piel más oscuros debido a la tendencia a la aparición del melasma y a la exposición solar.

Las manchas se acentúan cuando se expone al sol. Tras 4 a 6 meses de embarazo, la hiperpigmentación tiende a reducir, mas es preciso el empleo adecuado e incesante del protector solar.

¿De qué forma prevenir el melasma?

Para eludir la aparición de máculas en la piel a lo largo del embarazo, es fundamental el empleo de protector solar. Aun con el empleo del producto es esencial Asimismo puede estar indicado el empleo de vitamina C tópica tras el tercer trimestre del embarazo. El nutriente es esencial por el hecho de que tiene acción antioxidante, que combate a los radicales libres y ayuda a eludir el melasma.

¿De qué manera tratar el melasma?

Habitualmente, el melasma puede desaparecer tras el parto, mas alrededor del treinta por ciento de las mujeres sostiene las máculas. Existen diferentes formas de tratamiento eficientes. Las mejores opciones de cuidado son:

Peelings: el peeling con ácido solo debe hacerse tras el parto, mas el peeling de cristal puede estar indicado a lo largo del embarazo, puesto que no alcanza las capas más profundas.

Protector solar: es el tratamiento más seguro y eficiente si se usa con corrección y incesante, y es esencial para supervisar las manchas en la piel. El empleo del filtro solar es esencial a lo largo del embarazo y la lactancia, recordando que aun tras el parto es preciso el empleo del protector solar y que ha de ser repasado múltiples veces al día para no perder la eficiencia.

Suplementos de melasma: ciertos suplementos pueden prosperar la situación mitigando las manchas impidiendo que se acentúen, como el picnogenol, luteína, licopeno, entre otros muchos antioxidantes. Mas deben usarse solamente con indicación médica, puesto que pueden ser perjudiciales a lo largo de la gestación si se consumen de forma inapropiada.